Only Lyon - Turismo y Congresos

Simone
Quais du Rhône
Place des Terreaux
Saint-Jean
© Simone
© Simone
© Simone
© Simone

Lyon en 48 horas: bouchon, guiñol, amigas y buen humor

Simone, blogueuse parisienne

La bloguera parisina Simone, apasionada de los rincones con encanto y las cosas simples de la vida, ha venido a Lyon para pasar un fin de semana con unas amigas. Nos cuenta cómo ha descubierto la ciudad en 48 horas exactas y lo que más le ha gustado.

Si, como yo, no conocéis muy bien Lyon, aquí os dejo un pequeño programa para descubrir la ciudad en 48 horas o incluso menos:

Empezad el día en el  Mercado Saint Antoine  para llenar la cesta de fruta, charcutería de calidad, quesos frescos y especialidades locales y del resto del mundo. Después de un buen brunch, id a recorrer el centro de Lyon,  la plaza Bellecour , la plaza Terreaux ,y la Ópera ... Aprovechad para pasear por las calles y no renunciéis al placer de hacer un poco de shopping. A las chicas no os defraudará, pues las calles del centro de Lyon están repletas de bonitas tiendas. ¡Y seguro que en tu banco se ponen muy contentos!

Cruzad el río Ródano para llegar a la  ribera acondicionada para el paseo  y aprovechad para tomar algo en uno de los péniches (embarcación típica de Lyon) como, por ejemplo,  el Sirius  , que ofrece un ambiente distendido y una decoración de tipo hangar a medio camino entre lo burgués y lo bohemio.

Por la noche, optad por la visita gastronómica obligada:  ¡el bouchon lionés!  Es bueno saber 2 cosas: hay que reservar con antelación porque los mejores suelen estar completos incluso el mismo día y, sobre todo, hay que ir con el estómago vacío porque saldréis más que satisfechas. Nosotras cenamos en Le Bouchon des Berges, una buena elección, con menú de entrante-principal-postre a 24 euros e imposible de terminar porque sirven los platos hasta arriba. La calidad fue excelente y el ambiente cálido, comimos bien y nos estuvimos a gusto.

Para el día siguiente, armaos con unas deportivas para subir la pequeña colina y visitar  la Basílica de Fourvière , que, entre nosotras, es magnífica.  La Basílica de Fourvière  se construyó en la misma época que el Sacré-Coeur y Notre-Dame-de-la-Garde. La historia cuenta que su construcción fue el resultado de una promesa que hicieron los lioneses a su arzobispo en 1870 de construir en la colina una basílica dedicada a la Virgen si la ciudad se salvaba de la ocupación de los prusianos. La arquitectura es sobresaliente y, los colores, armoniosos y luminosos. Una vez arriba, merece la pena tomarse un tiempo para admirar la vista inabarcable de la ciudad. Aprovechad la vuelta para pasear por  las callejuelas  de los alrededores de la basílica, dónde encontraréis cafés con encanto, tiendas y panaderías que abren también los domingos.

Simone http://makemydaybysimone.blogspot.fr

display all comments

display all comments

Todos los campos son obligatorios

Reservación

Powered by Logo pilgo

En esta sección