Only Lyon - Turismo y Congresos

Denise Lallich

CHRD: un lugar de memoria y reflexión Al encuentro de una antigua resistencia

Denise Lallich, antigua resistente participante en el CHRD

Denise Lallich, quien entró en la resistencia a los 16 años de edad, forma parte de los valiosos testigos que intervienen en el Centro de Historia de la Resistencia y la Deportación (CHRD). Pues cuenta su pasado en organizaciones de resistencia lionesas…

¿Podría usted presentar el CHDR?

El  CHRD  es un centro de historia: más allá del museo, induce a los visitantes al encuentro y al cuestionamiento. Por otra parte, el centro ha sido totalmente reformado recientemente para dejar más sitio aun a los testimonios. Allí se encuentran indicaciones históricas, reconstituciones, objetos (paracaídas, armas, uniforme de deportado, máscara de gas), pero, sobre todo, esos valiosos testimonios de tantos resistentes. Y, también, participantes como yo vienen a compartir sus respectivas experiencias.

Además de esta exposición permanente, el CHRD ofrece exposiciones temporales y encierra un centro de documentación muy bien surtido.

¿Cómo interviene usted en el CHRD?

He contado lo que vivimos en aquella época, especialmente con los escolares. Para mí era una misión esencial puesto que la memoria es valiosa… Hay que tener en mente que el hombre es capaz de lo peor para anticiparse, y repetir que uno siempre ha de conservar su criterio y no obedecer ciegamente.

¿Tiene usted recuerdos especiales estando en el CHRD?

Aquí he visto a niños llorar al descubrir el horror de la guerra. También tengo un recuerdo especial de una profesora que encontré con las lágrimas en los ojos delante del CHRD. La misma acababa de descubrir todo lo que se ocultaba tras el pasado miliciano de su abuelo y, al mismo tiempo, descubría que las ideas defendidas por sus padres no eran las que ella imaginaba…

¿Cómo entró usted en la resistencia?

Llegué a ser agente de enlace a los 16 años porque mi hermano estaba en una organización de resistencia que necesitaba de alguien para pasar cosas… En aquella época, cogía mi bicicleta para entregar objetos o mensajes al editor Eugène Pons. Jamás me detuvieron: con mi carita joven y mi aspecto vivaracho, ¡no daba miedo a nadie!

A continuación, cuando los alemanes sitiaron la zona libre en el 42, utilicé mis competencias de calígrafa al servicio de la producción de documentos falsos en los sótanos de la facultad. Llegada a ese punto, tenía que esconderme por obligación, pues muchos compañeros y camaradas fueron fusilados. También formé parte de las FUJ, Fuerzas Unidas de la Juventud.

Con este pasado, intervenir aquí, en el sitio mismo en el que Klaus Barbie torturó a resistentes, es una buena revancha.

www.chrd.lyon.fr

display all comments

Comentarios

dtyler

25/05/2016 14:34

thank you for preserving the history of the bravery and sacrifices of members of the resistance

display all comments

Todos los campos son obligatorios

Reservación

Powered by Logo pilgo

Lyon City Card La entrada al museo y a la exposición está incluida en la tarjeta Lyon City Card

En esta sección

Map
gmap